sábado, 28 de agosto de 2010

¿Quien se ha tomado todo el vino?



Hoy discutiendo con una compañera en la escuela me di cuenta de que no me interesa la estética, en lo más mínimo.En realidad me di cuenta después, pero porque me quedé pensando.
La estética vendría a ser una rama de la filosofía.Como la ética, por ejemplo.
Pero yo no soy un filósofo, yo soy un pintor.La estética no es asunto mío.
Me pregunto entonces si la palabra estética no estará mal usada muchas veces.Definir si un cuadro está bien o mal, si uno es mejor que otro, si se cae para ahí, si el color está sucio, etc...
¿Será una cuestión estética?
¿Que puede llegar a tener que ver la filosofía con que un dibujo se caiga para la derecha, o para otro lado, o por todos lados?
¿Cada pincelada que doy tiene que ver con un juicio estético?
Lo que yo hago lo veo muy lejos de la filosofía.Muy muy lejos.
Quizás todo sea culpa de los semiólogos. Quizás hayan usado el arte de los 60 y 70 para promocionar sus teorías científicas.
En la plástica hay una manera muy intensa de poner el cuerpo.Eso podría abordarse desde el psicoanálisis.
Pero también hay cosas que se podrían estudiar desde otro lado. Hay mucho trabajo por hacerse para los sociólogos.Que es lo que realmente pasa en una exposición. Podrían hacerse estadísticas de lo que piensa la gente que va a ver una exposición, la gente que asiste a un taller a pintar naturaleza muerta con un artista "tradicional". Creo que de todo eso no se habla porque nadie le vió el costado comercial.En cambio la semiología sirve para fundamentar directamente algunas clases de proyectos artísticos desde adentro.

¿Que quiero decir con "desde adentro"?
Explicar una obra de arte desde la estética es muy noble.Incluso desde la semiología es bastante noble.
Es algo que no rebaja la obra a cumplir un fin práctico, ni lo ensucia con cuestiones más colectivas, con la gente. En cambio fundamentar una obra desde el psicoanálisis sería una forma de medicalización del arte. Como que no sería digno. La sociología podría desdibujar la figura del artista, en vez de hipertrofiarla como corresponde.

Yo creo que los filósofos tendrían que buscarse una ocupación seria.En vez de tomar vino en las exposiciones de arte conceptual.

jueves, 26 de agosto de 2010

Señoras que la boca se les haga a un lado

Muchas señoras que pasan mientras estoy pintando un mural me dicen que alguien me lo va a escrachar.
Que no se puede, que va a durar poco, etc...
Podría decir que a esas viejas hay que matarlas a todas.Pero no lo voy a decir.
Hoy una hasta se quejó de la vereda rota, y me dijo que le avise al intendente que tiene que arreglarla.
Como si fuese más importante arreglar una vereda que pintar un mural.
Esto debe ser porque a la pintura mural la ven como si fuese un adorno.Como si fuese para emprolijar la ciudad y que quede más linda.
Pintar murales es una actividad cultural.Es un hecho estético. Tiene que ver con todas las cosas que voy escribiendo acá sobre cada obra.
Y si es una obra efímera bueno, es eso.La gente ve todo el proceso, ve la obra terminada y después ve como el medio va destruyéndola. Es la vida de cada obra.
Esto también lo dicen unos cuantos señores. Y también hay señoras que no dicen esa clase de cosas.
Y la mayoría de la gente dice que está bueno que pintemos.

jueves, 12 de agosto de 2010

Mural Caperucita Roja

 ¡Lo terminé! Está en la calle 9 de Julio, a media cuadra de la avenida Belgrano, Avellaneda.
Me costó mucho trabajo este mural. Tiene sutilezas que fue muy difícil lograrlas pintando con esmalte sintético. Además lo empecé justo después de terminar el anterior, así que fui pintándolo sin boceto.
La pared la rasquetié el lunes pasado.Y terminé de pintar ayer, miércoles.
Lo primero que pensé cuando vi la pared es que tenía que tener un fondo vegetal la escena, plantas , árboles.Porque desde enfrente se ve como sobresalen los árboles por arriba de la pared.
Y lo único que se me ocurrió para poner en un bosque fue Caperucita Roja.Porque últimamente estuve pintando dos ilustraciones para exponer en una jornada de literatura infantil.Así que andaba bastante obsesionado con Caperucita.
El portón también lo pinté.Pero procuré que no se mezcle demasiado con el resto del mural.Porque tiene entrantes y salientes que dificultan mucho pintar encima.
En cuanto a la paleta también traté de integrar la imagen a las paredes medianeras de los edificios de al lado, que son casi blancas.Así que el cielo es de un gris frío, y para que quedé más luminosos le agregué un gris cálido.Pero un azul hubiese desentonado.



domingo, 8 de agosto de 2010

Garabatos en clase

Ayer empecé el curso de complementación para ser profesor de dibujo.En escuela de bellas artes Manuel Belgrano.
Me llevé un bloc de dibujo chiquito, número 2.Y estuve haciendo boludeces ahí todo el día.Desde las 8 a las 17 horas.
Lo curioso es que yo era el único dibujando en  clase.Son todas materias pedagógicas, sujeto de la educación inicial, media, historia de la educación...
Digo que es curioso porque ahí somos todos maestros de dibujo, egresados. 
El dibujo de la imagen es el que salió más lindo.Cuando le pasé fijador para el lápiz se corrió la tinta, pero en este quedó mejor así, con más contraste (en otros quedó mal). 
Estos dibujos son boludeces pero muy importantes. Salvo que uno tenga un proyecto artístico muy muy clásico es imprescindible llenar blocs con bocetitos hechos sin pensar.Y después procesar todo ese material.
Lo que también me sorprendió es que dibujando me concentro mejor en lo que escucho.Y hasta participo más productivamente  en las discusiones.

sábado, 7 de agosto de 2010

El traje mutante de Caperucita Roja

Este es el otro laburo que voy a mandar a la exposición en Mar del Plata .Creo que está mejor que el otro.
Vendría a ser como el traje mutante de caperucita. Me dió mucho trabajo. Es collage y acrílico. 

jueves, 5 de agosto de 2010

Trabajo con símbolos vivos

Voy a empezar a desmenuzar la gran cita de Jung que pegué en el post anterior.Lo más importante es la diferenciación entre símbolos y signos.

"Todo criterio que explique la expresión simbólica
como analogía o designación abreviada, es semiótica.
En cambio será simbólica la concepción que declare
la expresión simbólica como la mejor formulación
posible —luego imposible de exponer más clara o
característicamente por de pronto— de una cosa relativamente
desconocida. "

Más adelante explica que en ocasiones el contenido de un símbolo llega a conocerse lo suficiente como para representarlo con un signo.En ese momento el símbolo muere.
El artista que cuando le preguntan que significa su obra puede contestar "significa tal cosa" trabaja con símbolos muertos, con signos.
Esto es importante en relación con concepciones semióticas del arte que están cobrando fuerza.Y que están logrando invadir la educación artística con contenidos de diseño gráfico, comunicación,marketing.
Con esto no quiero decir que es arte solamente la obra que es un símbolo vivo.
Quizás lo que hacen los diseñadores gráficos también sea arte. 
Pero hay gente tomada por  esta concepción semiótica del arte. 
Artistas convencidos de que si una obra no tiene un significado concreto y explícito, si no comunica un mensaje,  queda del lado de la locura. 
Si esto lo dijeran solamente los diseñadores gráficos yo no me preocuparía.Pero nunca escuché a un diseñador gráfico decir algo así. 
Esto es importante porque tiene que ver con como le encontramos un sentido a lo que hacemos.
No es lo mismo decir "hago locuras" que "trabajo con símbolos vivos".