jueves, 26 de agosto de 2010

Señoras que la boca se les haga a un lado

Muchas señoras que pasan mientras estoy pintando un mural me dicen que alguien me lo va a escrachar.
Que no se puede, que va a durar poco, etc...
Podría decir que a esas viejas hay que matarlas a todas.Pero no lo voy a decir.
Hoy una hasta se quejó de la vereda rota, y me dijo que le avise al intendente que tiene que arreglarla.
Como si fuese más importante arreglar una vereda que pintar un mural.
Esto debe ser porque a la pintura mural la ven como si fuese un adorno.Como si fuese para emprolijar la ciudad y que quede más linda.
Pintar murales es una actividad cultural.Es un hecho estético. Tiene que ver con todas las cosas que voy escribiendo acá sobre cada obra.
Y si es una obra efímera bueno, es eso.La gente ve todo el proceso, ve la obra terminada y después ve como el medio va destruyéndola. Es la vida de cada obra.
Esto también lo dicen unos cuantos señores. Y también hay señoras que no dicen esa clase de cosas.
Y la mayoría de la gente dice que está bueno que pintemos.

1 comentario: