lunes, 24 de octubre de 2011

Krokodil

"Krokodil" 70x90cm, acrílico sobre tela.

Tiene cierto aire grafitero esta pintura. Por estas formas modeladas con colores saturados, algo en el ritmo.
Es algo sutil, pero está. Últimamente estuve mirando muchas fotos de grafiteros.  Le empecé a prestar más atención al graffiti cuando vi a los 12 Brillos en Mendoza, tienen un nivel que yo nunca había visto.
Es raro como uno se impregna de lo que va mirando, de lo que le gusta. Aunque hace falta ser sincero con lo que uno pinta para que eso pueda manifestarse ¿Que sería ser sincero?
 Primero hay que hacer, y después criticar. Es un poco lo mismo que cuando uno empieza a trabajar con un proyecto propio. Hay gente que se pierde al principio. Dicen "Tengo que sacarme de encima todo lo que me enseñaron para hacer algo original", "Tengo que dejar la crítica de lado para poder expresarme", cosas así...
Eso no es ser sincero, es una sinceridad a medias. Terminan pintando basura, cosas espantosas, y en el fondo saben que eso es basura, si son sinceros. Pero lo contrario tampoco funciona. A alguna gente le pasa que ya sabe ver, sabe lo básico de la pintura. Pero no produce porque empiezan a criticar antes de hacer. Y entonces hacen siempre lo mismo que sus maestros. No hacen algo suyo, y por eso no se entusiasman, y terminan pintando a un nivel por debajo de sus posibilidades. Me parece que lo que hay que hacer es primero dejarse llevar, pintar mal, equivocarse, no criticar. Y después si. Después hay que criticar eso, ver qué es lo que no está funcionando, y arreglarlo, aunque sea un poco. A veces uno termina pintando mucho mejor que antes porque fue ajustando detalles que no funcionaban, uno a la vez. Pero para ajustar esas cosas primero hay que arriesgarse. Es decir, cometer muchos errores y después arreglarlos. Y al arreglarlos uno termina haciendo algo mucho mejor de lo que hubiera hecho si hubiese estado bien desde el principio. Ser sincero implica poner en juego las distintas partes de uno mismo que están en conflicto.  

miércoles, 19 de octubre de 2011

Sin collage

"Caracol Solar" acrílico sobre tela 70x90 cm
Me compré 4 bastidores de 70x90. Estoy tratando de pintar con un proceso más lineal, sin tantas vueltas. Dibujando más, respetando más el boceto. Por eso es sin collage. El collage no lo usaba tanto por la textura, sinó porque me permitía hacer algo más intuitivo. Uno cuando hace collage puede ir presentando los papeles sobre el soporte y ver como quedan. Y así uno va eligiendo.  Y eso me llevaba a dar vueltas, un proceso que era armar cosas y destruirlas parcialmente, y quedaba la textura del collage tapado con pintura.  Lo que veo en el resultado es que así pinto con más modelado, como acercándome al claroscuro.  Un poco parece una ilustración así. Pero no me molesta demasiado, esas cosas hay que ir asumiéndolas. Quizás esta forma de trabajar me permita meter figura humana, con el collage resultaba algo más concreto y se complicaba. Nunca me gustó hacer la figura demasiado sintética, estilizada.
¿Se ve la serpiente?
Es como un ave-caracol-serpiente. Y el Sol atrás, pero no demasiado redondo. Me gusta como el borde izquierdo del plano amarillo, arriba a la izquierda, y el borde de la sombra azul, abajo a derecha, contienen la espiral.




Algo que me complicó fue que el bastidor no tenía la proporción del bloc, un MERIDIANO Nº3, donde dibujé el boceto. Pero no está del todo mal. Matisse decía que cuando uno pasa una imagen a un formato más grande había que concebirla de vuelta, no hacerla igual pero más grande. El cambio de formato cambia todas lasa relaciones, y hay que ajustar todo.


martes, 4 de octubre de 2011

MUCHO COLLAGE-POCO COLLAGE


Sigo con estos bichos en acrílico y collage. Este es sobre fibrofácil, por eso tiene mucho collage.
En cambio este es sobre tela:

Los colores no salieron muy bien en la foto, los ocres se saturaron...
Pero igual se ve que tiene menos collage. Eso es porque sobre la tela es complicado pegar papel, , entonces me limito a ponerle un poquito de collage apenas, papeles chiquitos fáciles de pegar. Con el collage voy ajustando algunas formas, creando algunas tensiones, y nada más.
En general prefiero el soporte rígido, es más sencillo para trabajar, pero me limita en el formato, un cuadro grande en fibrofácil resulta pesado, difícil de manipular. Sobretodo si lo enmarcás, es pesado y podés romper el marco cuando lo trasladás.
Pero limitar el uso del collage es interesante.
En el collage de arriba empecé con el soporte negro, abajo en el medio se ve el negro del principio, le da fuerza a la imagen. Me parece que el negro queda bien con esos fondos casi blancos.



domingo, 2 de octubre de 2011

1er Encuentro de Arte Público en la Ciudad de Mendoza (Mosaico Gigante))

 Acá está el mosaico , ubicado en el Parque Central, con una personita adelante para que vean la escala...

Y esta es una foto sin reflejo.

La información oficial sobre el encuentro está acá: http://www.ciudaddemendoza.gov.ar/noticias/nota/1858#titulo

Me gustó mucho este encuentro. A diferencia de otros encuentros acá trabajamos todos sobre la misma obra, así que pudimos encontrarnos más. No es lo mismo que pintar todo el día solo y recién encontrarse con los demás a la noche. 
La obra estuvo dirigida por Carpita, que armó un primer diseño del espacio compositivo:
El primer día nos juntamos todos a bocetar, cada uno llevó lo que había preparado. Hubo que componer con todos esos bocetos, de relacionar esos bocetos se ocupó más que nada Carpita. De ahí salió este boceto:

Yo trabajé con mis compañeros del Taller de Muralismo y Arte Público, pero los demás en general trabajaron solos su parte, salvo Calzoni.  

Para mi lo mejor del encuentro fue conocer el potencial de la gente de acá de Bs As, mis compañeros del Taller de Mural. Ver como trabajamos en una situación así, exigente. Como trabajó cada uno. Y además conocernos más, convivir una semana. Es interesante que haya que hacer este recorrido para descubrir a la gente que uno tiene al lado.

Y lo que también fue fascinante fue la reacción de la gente que vino a trabajar participando del encuentro, que vino a aprender la técnica del mosaico moderno. Hubo 60 personas anotadas, pero fueron llegando más. Trabajamos con una técnica indirecta (que desarrolló el taller Jaguar Azul), pegando los cerámicos sobre una mediasombra, que después se corta y se aplica en la pared.  Imagínense toda esa superficie del mural, entera, cubierta de gente sentada pegando cerámicos...
La gente que se acercó a participar trabajó muchísimo, y estaban muy contentos, no se esperaban algo así. Creían que era algo así como un taller de bricolage, donde se aprendía a pegar cerámicos. Y les gustó mucho hacer una obra así entre todos, la idea es que el año que viene esto siga, hacer algo aún más grande.