jueves, 23 de febrero de 2012

Nebs y Picasso




AGOSTO MMXI
Ayer en facebook leí un estado de Nebs que generó unos comentarios bastante interesantes. Nebs hace cosas muy lindas, como la que se ve acá arriba, sobretodo cuando trabaja combinando texturas. Pero además de vez en cuando hace comentarios como este sobre lo que pinta (son muchos comentarios, pero  con un vistazo rápido se ve lo que se está diciendo):

Despertando. EL ARTE ES UNA MENTIRA, pobres los que lo estudian.... y mas pobres los que lo enseñan.
 ·  ·  · Ayer a las 1:33 cerca de Santiago de Chile · 

Ahora me gustaría fundamentar un poco lo que dije, citar algunos textos de Picasso, hay dos cuestiones en relación con esto. Primero que él también dijo que la pintura es una mentira, pero creo que con otro sentido, es parte de un texto famoso de 1923:
Entre los varios pecados de que me acusan, ninguno tan falso como que el objetivo fundamental del trabajo sea el espíritu de investigación. Mi objeto al pintar es mostrar lo que encontrado, no lo que estoy buscando. En el arte no basta con intenciones y, como decimos en español: obras son amores y no buenas razones. Lo que cuenta es lo que se hace y no lo que se tenía intención de hacer.
Todos sabemos que el arte no es la verdad, al menos aquella que nos es dado comprender. El artista  debe conocer el modo de convencer a los demás de la verdad de sus mentiras. Si en su trabajo  sólo muestra que ha buscado y rebuscado el modo de que le creyera sus mentiras, nunca conseguirá nada.
Con frecuencia la preocupación de investigar ha hecho que se extraviara la pintura, y que el artista se perdiera en elucubraciones mentales. Quizá sea éste el defecto principal del arte moderno. El espíritu de investigación ha envenenado a los que no comprendieron bien todos los aspectos positivos del arte moderno, y les hizo tratar de pintar lo invisible y, por consiguiente, lo que no se puede pintar.
Me parece que Nebs se refería a lo mismo que Picasso cuando decía que "EL ARTE ES UNA MENTIRA"  y la referecia a la "consciencia" también está, cuando Picasso habla de la verdad que nos es dado comprender.  Pero frente a ese problema Picasso no duda ni un instante de la pintura, ni siquiera pretende resolver el problema,lo suyo es una afirmación total de la pintura, aplastante.
Hay otro texto donde explica un poco cómo lo hacía en la práctica:
Cuando se comienza un cuadro, a menudo se encuentran lindas cosas. Es necesario defenderse de eso, destruir el cuadro, rehacerlo muchas veces. A cada destrucción de un hermoso hallazgo el artista no lo suprime, a decir verdad, sino que lo transforma, lo condensa, lo vuelve más sustancial. El logro es el resultado de hallazgos rechazados. De otro modo uno se vuelve su propio "amateur". Yo no me vendo nada a mi mismo 
En eso pensaba yo cuando dije que "la composición se hace en el cuadro", por más que uno ya tuviera una composición en la cabeza antes de empezar a pintar.
Y cuando Nebs me pregunta "¿Si la composición ocurre en el cuadro, entonces que sentido tiene pintar?" me parece que plantea la cuestión al revés. Picasso la planteaba así:
Una idea es un punto de partida, y nada más, para hacer algo. No lo es todo. Si te pones a trabajarla con el pensamiento se vuelve otra cosa. Lo que pienso mucho lo realizo mentalmente. ¿Cómo quieres que pueda seguir interesándome después?... si me empeño en ponerla en solfa, me sale de otro modo porque interviene otra materia. Para mi, de todos modos, ya no tiene interés, porque en el acto se me ocurre otra cosa.
Lo importante es hacer y nada más; sea lo que fuere.
Y ahí Picasso responde también a lo que plantea Nebs antes "La obra es solo una reafirmación de lo antes afirmado, y para que reasegurar lo que antes uno ya aseguró?". Porque cuando uno toma consciencia de eso hay dos opciones, una es no pintar más,  y la otra es tomar la idea como punto de partida, destruirla muchas veces hasta que no dá para más. Si el pintor "reasegura" la idea es porque se la vende a si mismo, es su propio "amateur" antes de que los demás "lo remiren y lo rehablen".

1 comentario: