miércoles, 29 de febrero de 2012

Tres collages medianos


"Pihuichén III" 46x90cm Acrílico y collage sobre MDF

"Campo de Sangre" 34x92cm Acrílico y collage sobre MDF

"Pihuichén II" 46x86cm Acrílico y collage sobre MDF


Estos tres collages los terminé todos el mismo día. Los tenía desde hacía tiempo porque no sabía cómo resolverlos. Tienen algunas soluciones que nunca había logrado. "Pihuichén III" tiene unos blancos luminosos, con una vibración de color muy extraña, que no se llega a apreciar en la foto.  "Campo de Sangre" está desarrollado en la cabeza del bicho y el resto está más como en la mancha, es algo que nunca me había terminado de animar a hacer. Y "Pihuichén II" está prácticamnte resulto en valor, sin demasiado contraste de color, pero tiene unos neutros bastante sutiles en el fondo, para dejarlo así y no entrar a meter color también tuve que animarme...
El formato en si no es grande. Pero para un tamaño así resulta trabajoso ir pegando,y los papeles más grandes hay que quedarse apretándolos...
Pero el resultado me gusta, le da cierta cosa concreta a la imagen, y el relieve sutil que queda, la textura, también.
 Es una técnica que está buena para momentos de confusión. Cuando uno necesita empezar la pintura improvisando, recortando papelitos. Pero con el collage lo que uno improvisó queda, y va determinando la composición, el espacio. Porque por más que uno pinte arriba del papel se sigue viendo.

Pihuichén es un monstruo mitológico mapuche, y las machis lo tienen como aliado. Sin embargo en principio es análogo a Quetzalcoatl, una serpiente ave. Y también aparece en la alquimia.  La serpiente es un animal ctónico y las aves son celestes, la serpiente alada representa así la unión de los opuestos ¿Pero qué opuestos? Bueno eso es complejo, y esto es un post sobre pintura. Pero tiene algo que ver con esto:
"Responde al simbolismo de los elementos Tierra y Agua. Por su cambio de piel (como un nacer de su propia vejez) se asocia al renacimiento y en Astrología está vinculada al Signo Zodiacal de Escorpio, cuyo núcleo es justamente, la transmutación. También por “matar y curar” con su  propio veneno (otra forma de unir opuestos) se ha ligado a la idea de lo sempiterno.
Es un símbolo sumamente ambivalente, que unifica ideas contrarias.  Para el Cristianismo es representativa del mal. Es la causante de nuestro “pecado original”: la pérdida de la Unidad y por lo tanto de nuestro estado en la dualidad o enfermedad y la que nos hizo poseedores del “libre albedrío” y del uso de la inteligencia  accediendo al  “conocimiento” o “ gnósis”.
Las Alas más allá de simbolizar lo espiritual, la sublimación de lo material, la elevación del alma, lo sutil, se correlacionan con los elementos Aire y Fuego, completando en la imagen los Cuatro Elementos. " (http://sapiens.ya.com/concienciadeser/ouroboros.htm)

No hay comentarios:

Publicar un comentario