viernes, 27 de abril de 2012

Quilombos



Desde hace un par de semanas estoy con muchos quilombos. Y anduve dibujando mal...
Además estuve haciendo las cosas más o menos por intentar dibujar...
No andaba bien ni lo uno  ni lo otro. Ahora me puse a hacer las otras cosas prestando atención. Y cuando en cuanto tuve un rato realmente libre me puse a dibujar. Y anduvo bien.
En general uno piensa que para dibujar bien es necesario la práctica constante. Pero la realidad es que hay otros factores. Algo terriblemente malo para el dibujo es tener cosas pendientes en la cabeza, tener cosas en la cabeza y decisiones por tomar. En cambio cuando las cosas están funcionando, cuando a pesar de la incertidumbre lo que se pudo hacer se hizo, y hay un momento libre... ahí la concentración es instantánea y la inspiración seguía estando ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario