sábado, 13 de octubre de 2012

JUNG VS LOS ARTISTAS


Un mandala de mi bloc chiquito, un poco anormal

Anoche en facebook tuve mi primera discusión sobre Jung, después de pasar un par de años leyéndolo:

Jung le tenía un odio muy visceral a los artistas... ¿Que habría ahí? En cambio Freud no, él los respetaba muchísimo. Así que no es de extrañar que, así como de Freud salió el surrealismo , de Jung salieran la "arteterapia" y la moda de colorear mandalas.
Me gusta · 
  • Clari BenitezMarcelo Carpita y 2 personas más les gusta esto.
  • DecoProject Pinturas Me parece que Jung estudiaba la forma mandalica que aparecia en los sueños de sus pacientes. El arte terapia y colorear mandalas no es de su epoca... fue creado mucho despues te diria que hace pocos años, aunque en universidades de europa el arte terapia esta como posgrado... Los mandalas no eran conocidos, yo empece a estudiarlos en el año 1996 y te comento que las caras de los profes de la facultad de bellas artes... no se conocia para nada el tema y ni hablar del yoga, era una palabra extraña...
  • DecoProject Pinturas El mandala estaria mas relacionado... con la geometria sagrada, tambien de destaca como un arquetipo univerdal, la forma circular la encontramos en el universo desde las orbitas hasta las formas vegetales, aunque no exactamente circular exacto, segun geometri euclideana, poque no existe en la naturaleza, por lo tanto si hablamos de geometria lo estariamos relacionando con lo intelectual, la razon, y el surrealismo mas bien... con lo irracional, con el inconciente, lo que no tiene ni orden ni logica...
  • Catriel Torres Es que según Jung el inconsciente si que tiene orden y lógica. Precisamente el mandala representa al arquetipo que organiza el campo que contiene a todos los demás arquetipos.
  • DecoProject Pinturas Por eso despues de estudiar el mandala me capto y capturo el tema de los fractales, diferentes formas de representar el universo que nos rodea
  • DecoProject Pinturas Si por supuesto... el orden del inconciente es el orden implicito de Bhom
  • Catriel Torres Es inútil decir que Jung no editaba libros para colorear mandalas. Casi toda la gente que trabaja con mandalas cita a Jung en sus sitios web, o en sus libros. En general citan algún fragmento de "El Secreto de la Flor Dorada". Claro que no citan la parte donde se queja muy enojado de los que dicen que él cura a sus pacientes haciéndolos dibujar mandalas... pero yo apuntaba a ese equívoco, que viene de su actitud tan ambivalente.
  • Catriel Torres es feo tener que explicar un chiste...
  • Pablo Silva Que interesante conversación.. hacen de este medio más entretenido, por lo meno para mi.


Después de esto me quedé pensando en que a Jung lo leyó muy poca gente. Y que debería mostrar un poco a que me refiero ahí...
Empecemos por Freud ¿Porqué digo que respetaba a los artistas? André Breton cita a Freud en una nota al pié del Segundo Manifiesto (es una cita larga):
Freud dice: Cuanto más se profundiza en la patogenia de las enfermedades nerviosas, más claramente se perciben las relaciones que las unen a otros fenómenos de la vida psíquica de los hombres, incluso a aquellos a los que mayor valor atribuimos. Y entonces advertimos que la realidad, pese a nuestras pretenciones, muy poco nos satisface; entonces, bajo la fuerza de nuestras represiones interiores, iniciamos, en nuestro interior, una vida fantástica que, al complacer nuestros deseos, compenza las deficiencias de la existencia verdadera. El hombre enérgico que triunfa ("que triunfa", dejo a Freud la entera responsabilidad de esta expresión) es aquel que consigue transformar en realidades las fantasías del deseo. Cuando esta transmutación no se logra por culpa de las circunstancias externas o de la debilidad del individuo, éste se aparta de la realidad, retirándose al más dichoso universo de los sueños; en los casos de enfermedad, transforma el contenido de sus sueños en síntomas. Cuando concurren ciertas favorables condiciones, el sujeto puede descubrir otro medio de  pasar de sus fantasías a la realidad, en vez de apartarse definitivamente de ésta, en virtud de una regresión al mundo de la infancia; y ello es así por cuanto creo que si el sujeto posee el don del arte, tan misterioso desde el punto de vista psicológico, puede transformar sus sueños en creaciones artísticas, en vez de transformarlos en síntomas. De esta manera escapa al destino de la neurosis y, mediante dicho rodeo, entra en relación con la realidad.
 (André Breton "Manifiestos del surrealismo" p.205. Editorial Labor S.A. 1995)

La cita es clásica, y es más o menos lo que todo el mundo sabe que decía Freud sobre la sublimación. Ahí está el respeto de Freud por los artistas, no consideraba las obras como síntomas. Pero incluso esto no era  suficiente para Breton, tuve que aclarar que él no compartía esa idea de "triunfo".
¿Y Jung? Bueno, hay una historia ahí.
En 1921 Jung publica  "Tipos Psicológicos". Es uno de sus primeros libros después de haber trabajado con el inconsciente colectivo, un libro gordo en dos tomos.  Ahí dedica un capítulo de 120 páginas a la obra "Prometeo y Epimeteo" de Carl Spitteler. Jung hace una interpretación bellísima y muy profunda, caracteriza a los personajes como ejemplos de los tipos introvertido y extravertido, y dice muchas cosas más, interesantes y novedosas...
En el capítulo donde Jung describe al tipo Introvertido Intuitivo dice algunas cosas sobre los artistas, ahí todavía está todo bastante bien:
"La peculiaridad de la intuición introvertida da lugar, cuando logra la primacía, a un peculiar tipo humano: el soñador y el vidente místico por una parte y por otra parte el fantaseador y el artista. Este último caso deberá ser el normal, pues suele evidenciarse en este tipo la tendencia a limitarse al carácter preceptivo de la intuición. El intuitivo no pasa generalmente de la percepción, su principal problema es el percibir y en cuanto se trata de un artista productivo, su configuración." ("Tipos psicológicos" Tomo II p. 181. ED Sudamericana 1985)
Ahí todavía no se enojó...
En el prólogo de Tipos Psicológicos Jung cuenta que cuando publicó el libro le envió un ejemplar a Spitteler, pero que no le respondió nada. Y que un tiempo después, en una conferencia, Spitteler dijo que su Prometeo y Epimeteo no significaba absolutamente nada...
En 1930 Jung publica el ensayo "Psicología y Poesía", ahí presenta su concepto de "artista visionario", algo así como un profeta contemporáneo. Pasaron 9 años y Jung seguía enojado:
 (...)se figura por tanto bajo la vivencia visionaria "rica fantasía", "capricho poético" o "licencia poética". Ciertos poetas ayudan todavía a esto, asegurándose una distancia saludable respecto de su obra por explicar, como por ejemplo Spitteler, ¡que se hubiera podido cantar igualmente bien "Mayo ha llegado" en lugar de Olympischer Frühling  (Primavera Olímpica)! Los poetas justamente también son hombres, y lo que un poeta dice sobre su obra a menudo no pertenece con mucho a lo mejor que sobre ella se podría decir. Se trata realmente, nada menos, de que debemos defender la seriedad de la vivencia primordial incluso contra la resistencia personal del poeta mismo. ("Formaciones de lo inconsciente" p.15. Editorial Paidos,Bs As 1976)
Y parece que en esos 9 años fue juntando odio, porque también se la agarra con los artistas en general:
El "arte" que es solo o predominantemente personal merece ser tratado como neurosis. Cuando, por la escuela de Freud, se defiende la opinión de que cada artista posee una personalidad limitada autoerotica-infantil, este juicio puede ser valedero para aquél como persona pero no es válido para el creador en sí. Pues éste no es autoerótico, ni heterótico, ni erótico en suma, sino, en elevadísima medida, objetivo, impersonal, ciertamente hasta inhumano o sobrehumano, pues, como artista, él es su obra y no hombre alguno. (...) El gentleman, el oficial y el alto eclesiástico son officia objetivos, impersonales, con una psicología objetiva a ellos inherente. Si bien el artista es lo contrario de lo oficial, existe sin embargo una analogía secreta por cuanto una psicología específicamente artística es un asunto colectivo y no personal. (...) Como persona puede tener caprichos, voliciones propios; como artista, en cambio, es "hombre" en superior sentido, es hombre colectivo, un portador y conformador del alma inconscientemente activa de la humanidad. Este es su officium, cuya carga prepondera a menudo de tal manera que le toca fatalmente  sacrificar la felicidad humana y todo lo que al hombre común le hace la vida digna de vivir.
(...)
De ninguna manera es asombroso en estas circunstancias que sea precisamente el artista -visto como un todo- quien provea material particularmente abundante a una psicología que analiza de manera crítica. Su vida está necesariamente llena de conflictos, luchando en él dos potencias: el hombre común con sus autorizadas pretenciones a la felicidad, satisfacción y seguridad vital, por un lado, y la pasión creativa, sin miramientos, por el otro, la cual, si se diera el caso, huella en el polvo todos los deseos personales. Por tanto conmueve que el destino personal de la vida de tantos artistas sea tan enteramente insatisfactorio, en verdad trágico, acaso no por una providencia oscura sino por inferioridad, o insuficiente capacidad de adaptación, de su personalidad humana. Raramente hay un hombre creativo que no deba pagar cara la divina chispa de poder.(...) Esto se exterioriza a menudo como infantilidad o irreflexión, o como cándido egoísmo, falto de miramiento (llamado autoerotismo), como vanidad u otras faltas. Estas inferioridades están repletas de sentido, por cuanto únicamente de esta manera puede ser aportada al yo suficiente fuerza vital. Precisa de esas formas bajas de vida, porque de otra manera perecería por completa expoliación. El autoerotismo personal de ciertos artistas puede ser comparado al de esos niños ilegítimos, o descuidados de alguna forma, que ya tempranamente deben protegerse por medio de malas cualidades contra la acción destructora de un entorno vacío de amor. Tales niños, en efecto, fácilmente se convierten en naturalezas desconsideradamente autistas, ya pasivamente porque queden toda la vida infantiles y sin recursos, ya activamente porque ofendan la moral y la ley.(...)
Que el poeta sepa, ahora, que su obra es engendrada, crece y madura en él, o que se figure que conforma invención propia por propia intención, en nada altera el hecho de que en realidad la obra crece de él. Se comporta como un niño con la madre. La psicología de lo creativo es realmente psicología femenina, pues la obra creativa crece arriba desde profundidades inconscientes, muy en realidad desde el reino de las madres. ("Formaciones de lo inconsciente" p.21-23. Editorial Paidos,Bs As 1976)
Disculpen la cita tan larga, pero si no citaba todo no me iban a creer... neuróticos, pajeros, hijos de puta ("niños ilegítimos") y maricones ("psicología femenina").
Yo nunca leí algo tan terrible en contra de los artistas. En cambio Freud decía que si el artista escapa al destino de la neurosis. A eso iba yo en mi estado en facebook. De todos modos a mi me resulta más útil Jung, pero eso lo dejo para otro post.

Para teminar voy a ilustrar un poco la discusión con imágenes.Acá hay un par de imágenes de los Mandalas DecoProyect :

 

Hay más mandalas en su blog http://www.mandalaspintados.blogspot.com.ar/ y si quieren pueden comprarlos ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario