lunes, 1 de diciembre de 2014

Si es blanco y negro no puede ser un arco iris


Me gusta como va quedando esto, son como diagramas de algo. Tiene cosas que son muy clichés, pero a medida que se van acumulando los dibujos se va haciendo más original. Es muy importante eso, siempre me cuesta que lo entiendan los alumnos. Uno siempre tiene ganas de que el dibujo quede bien, pero lo importante es la serie. De la serie es mucho más difícil decir que salió mal. Ahí es evidente que el proceso tiene un sentido. Sentido, no significado. Tiene un sentido literalmente, porque se dirige a algún lado, es un proceso que tiene un fin.

Debe ser una defensa  eso de la estética, y el perfeccionismo es obvio que es una defensa. A la gente leda miedo la autonomía del inconsciente. Y eso es lo que salta a la vista en la serie. Si uno no le tuviera miedo a la locura aprendería a dibujar.

domingo, 9 de noviembre de 2014

EL SERVUS FUGITIVUS



El otro día recomendé un ejercicio medio extraño. Pero no lo expliqué muy bien...

- Cortar papel de buen gramaje, como para acuarela, que quedé de un tamaña tipo A5.

- Todos los días dibujar uno, puede ser algo muy simple, y ponerle color.

- Ponerle la fecha a todos los dibujos, religiosamente.

-Hacerlo por lo menos durante un mes,  sin mostrarle ningún dibujo a nadie. Y sin comentarlo.  Ir haciéndolo en secreto.

-Ir guardando todos los dibujos en una carpeta, comprada especialmente para eso, nueva.


El objetivo del ejercicio es hacerse cargo del desamparo que implica siempre dibujar. Sin ese desamparo no se pude hacer nada bueno. Eso es lo que queda oculto cuando uno trabaja con un profesor. Uno ahí proyecta eso de donde viene la inspiración en el profesor. Que no está mal... pero es muy difícil salir de eso. Y siempre queda como una insatisfacción, uno siente que eso no es realmente lo que quiere hacer, como que es un ejercicio para ponerse en condiciones de hacer otra cosa, después...

Hay un perfeccionismo en la persona que estudia dibujo que es muy nefasto. Digo los que lo hacen con seriedad, y que quieren que les quede bien. Osea, los que no son unos pelotudos ni unos mediocres, personas que acostumbran hacer las cosas bien, responsables. Bueno, ahí hay un problema. Un poco querer hacer las cosas bien es empezar por el final.  Porque ahí uno está decidiendo qué es que quede bien arbitrariamente.

Uno no puede decidir sobre la imagen.  Hay que ponerse al servicio de la imagen. Hay que ponerse al servicio de una imagen que no vemos, pero que de algún modo la sentimos y la intuimos. Hay algo muy confuso ahí.

El ejercicio que propongo es para  ir goleando la puerta del inconsciente, para que colabore en la obra. Uno va y golpea, después la puerta se abre o no, pero sería muy raro que no se abriera. A lo que voy es a que no es algo sobre lo que uno pueda decidir.

El surrealismo tuvo un efecto muy nefasto. Andre Breton arruinó varias generaciones de gente creativa,  porque convenció a todo el mundo de que el inconsciente funciona rápido. Básicamente esa es la diferencia entre Jung y los surrealistas. El inconsciente funciona rápido si uno le pide algo caótico, confuso, pero con destellos de sentido por acá y por alla, desparramados. Ahí hay dos símbolos alquímicos, la "masa confussa"  y los destellos, las "scintillae", las chispas. Andre Breton hace referencia a la alquimia en el segundo manifiesto, pero fue apenas eso, dijo que el surrealismo es una "alquimia del verbo" y se quedó ahí, no dijo nada interesante, como siempre...

La masa confussa sería eso que sale con la escritura automática, con el frottage, los collages, todas esas técnicas. Y las scintillae son lo que sale bien de todo eso. Los surrealistas elegían. Lo que uno ve es lo que seleccionaron de todas esas pilas y pilas de notas, de dibujos. Estaban todo el día, toda la noche, no comían, no dormían... trabajaban mucho. Y de todo eso elegían. Después componían con eso. Pero el mito siempre fue la escritura automática, eso instantáneo. Es como... es como que intentaban adueñarse del inconsciente, forzar la puerta al inconsciente.  En cambio Jung tuvo una actitud mucho más humilde, fue mucho más dócil, y no era un artista. Bueno, tampoco es que sea muy difícil ser más humilde que Andre Breton...

Lo que descubrió Jung es que si se trabaja con paciencia y humildad el inconsciente va dándonos algo que está muy organizado. Va formando algo muy estructurado, que hasta le puede dar un orden y un sentido a la vida, a la vida individual.

Bueno, vuelvo al ejercicio. El ejercicio es para ir experimentando con eso tan lento que tiene el inconsciente. Porque uno puede decidir, aparentemente, lo que dibuja hoy, quizás también lo que va a dibujar mañana. Pero no sabe que es lo que va a dibujar la semana que viene, ni la otra.  Por lo menos si uno es sincero... también puede hacerse mal el ejercicio...
Hacerlo bien implicaría ir mirando los dibujos anteriores, y tratar de ver qué es lo que va saliendo de ahí.  Por eso el secreto, porque la obra no necesita nada del exterior. El recipiente tiene que estar bien cerrado.  No se puede hacer diciendo "Huy, mirá que genial que soy, y vos sos un pelotudo, un bruto, un burgués" como hacían los surrealistas.  Porque ahí uno ya está pendiente de la mirada del otro, ya entró algo desde afuera en el recipiente.

Ponerle fecha a todo es importante porque también es parte del recipiente, la fecha cierra y ordena. Así el dibujo no se va a escapar, ya tiene su lugar en la serie, corresponde a un momento en particular. Porque ese es el otro riesgo. Uno era que entre algo de afuera, pero también se puede escapar lo de adentro. "Ah, mirá, esto me serviría para tal cosa... voy a hacer esto, esto y esto, y lo voy a mostrar en tal lado. Y tiene que ver con esto otro, porque tal hizo tal cosa y yo... etc..." y te colgás y dejás de trabajar en la serie. Si eso estaba listo para salir todo eso lo concretás, pero en general no es tan así. Es como cuando los alquimistas decían que el Mercurius se escapaba, se escapa como algo que solamente es venenoso, y que te pierde en fantasías vanas, hace que te cuelgues. El ejercicio es simple, ponerse a hacer otra obra más compleja aparte no debería interferir con la serie esta.El hecho concreto es que uno se va entusiasmando y empieza a fantasear. Aparecen fantasías de lo que se puede hacer con eso. Ahí hay algo... porque uno lo va valorando mucho a medida que le va prestando atención. Y da por supuesto que a los otros también les tiene que parecer maravilloso. Entonces va y lo expone, y a los otros no les interesa. Ahí todo se pierde, porque en realidad se trataba de otra cosa. Justamente el objetivo de todo esto era entender que el valor máximo estaba en otra parte.  Ahí se escapó el Mercurius, el "servus fugitivus".  Y sí es un siervo,  hay que hacerlo trabajar. Uno trabaja para una capa más profunda del inconsciente, pero hay algo más accesible. A eso más accesible hay que hacerlo trabajar. Es algo que... son series de imágenes, es algo que genera series de imágenes. Y quiere escaparse. Hay momento en el cual el siervo deja de trabajar para nosotros en la obra , se escapa produciendo fantasías sobre cosas exteriores. Lo que tiene más a mano tiene que ver con el éxito, con lo que uno va a hacer con la obra. Hay que tener mucho cuidado con eso, ahí es cuando está intentando escapar.
Bueno, hay que ponerle fecha a todo, es importante.

El color es importante porque sirve para expresar sentimientos. Con el dibujo se puede expresar sentimientos, pero es mucho más abstracto. El sentimiento es mucho más concreto para expresar sentimientos. Entonces un dibujo muy simple, que de por sí no es interesante, puede ser significativo si tiene color. Porque es parte de una serie. Y quizás el dibujo es apenas una forma sencilla, con un color y con el fondo de otro color. Y eso da cuenta de un sentimiento que corresponde a ese momento. Si el tono del sentimiento en el dibujo anterior era muy diferente... bueno, ahí hay algo, por más que el dibujo fuera de contexto diga muy poco. Esto es fundamental, porque el sentimiento es lo que le da valor a las cosas. El sentimento es energía, es potencia. Esa potencia es lo que hace que un dibujo quede bien, el buen dibujo es más potente. Entonces eso hay que guardarlo, porque es lo que nos va a dar fuerza para dibujar mejor.  Es como un recipiente en el que uno va guardando los sentimientos, cuando eso se acumula se va volviendo una fuente de energía. Suena como una boludés, pero es medio así.

En el dibujo de arriba el círculo es el recipiente, y la serpiente es Mercurius.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Cositos lúdicos.

Cositos para el juego


Con un amigo estamos intentando hacer un juego. Esto son unos garabatos, las pimeras ideas, con color digital. Es como una idea de la estética que va a tener, medio infantiloide.

El color se lo puso Agustín, me impresionó bastante como el color digital cambia todo. Le da un acabado como impersonal, le cambia el carácter a la imagen.

Pensábamos ir dibujando y ver qué salía... pero se nos ocurrió mezclarlo con el tarot y se complicó. Ahora hay que leer, escribir, pensar...

lunes, 22 de septiembre de 2014

Hermafrodita



Lo tengo re abandonado al blog. En realidad tengo abandonado al dibujo. Ya va siendo demasiado tiempo de andar desorientado.
Un poco es...
En algún momento perdí la esperanza de llegar a dibujar mejor. Es loco eso. Más que ser loco, es una locura. Es lógico que si me pongo a dibujar todos los días voy a mejorar.

El del dibujo es el hermafrodita alquímico, un poco remozado.

martes, 24 de junio de 2014

Loba




Estoy intentando volver a dibujar. Me cuesta, casi nunca creo que pueda salir algo bueno. 

Empecé ilustrando lo que había anotado las últimas veces que había practicado la imaginación activa. 
Va bien, me sorprende cuanto ayuda trabajar con lo que uno escribió. Debe ser por las emociones, las visiones de la imaginación activa están muy cargadas de emociones. Ahí están los complejos. Entonces la emoción es un poco el combustible del dibujo. Aunque sí, hay que bancarse las emociones. Eso también es difícil, porque queda una vez que uno terminó de dibujar. Pero no hay otra manera.

Me parece que esto de aprovechar la escritura es lo más importante que aprendí en los últimos años.
Pero...
Más allá de que esté bueno me preocupa. Si sale bien es que hay una necesidad ahí. Puede ser que lo que me esté haciendo mal sean todas esas visualizaciones que no ilustré. Así que voy a tener que hacer muchos dibujos.

martes, 17 de junio de 2014

Acuñar la verdad


Recién pensaba en lo que es verdad y lo que no. Este dibujito lo hice hace un rato, en una jornada docente en la escuela nocturna en la que trabajo. Y... ¿Viste cuando en una reunión parás de escuchar y mirás?
Mirar a las otras personas mientras hablan, mirar desde afuera. Me impresionó cómo cada uno hablaba espontáneamente dentro de los límites de acuerdos tácitos ¿No? Lo hacían para desahogarse, pero se desahogaban dentro de los límites ¿Qué significa esto?  El límite es la acción. No hay que decir nada que implique que alguien tenga que hacerse cargo de algo y trabajar, porque te puede tocar a vos. Bueno, fueron 80 minutos de eso...

Lo que a mi me impresionó es que alguien pueda ser lo suficientemente inconsciente como para cumplir los acuerdos tácitos aún perdiéndolos de vista. Y lo digo porque si uno tiene presentes los límites mientras habla se pierde el efecto catártico.

Bueno, todo esto viene a que el dibujo también tiene un efecto catártico. De hecho durante la reunión dibujé mejor de lo que lo hubiera hecho si hubiese estado dibujando aburrido en la preceptoría. De alguna manera misteriosa las emociones del momento se filtran en el dibujo. Y eso se nota en la imagen, que es bastante grotesca y maligna. Plutoniana. Me parece que si uno le mostrara este dibujo a las autoridades y les dijera que esa es mi opinión sobre lo que están diciendo, y sobre su trabajo, lo entenderían perfectamente.

Por supuesto que no lo mostré. Pero en ese sentido este dibujo dice la verdad.

Y ahora pensaba en eso, en la verdad. En la importancia de estar con la verdad. No de decir la verdad, sino de estar, de acumular verdad.  La verdad es eso de lo que uno está hecho. Y me gustó pensar el dibujo así, como una manera de acuñar la verdad.  

domingo, 18 de mayo de 2014

La Mordedura Tajante


Siempre olvido la importancia de dejar crecer a la serie de imágenes. Es sabido que necesita cierta oscuridad al principio, cuando todavía es débil. El recipiente tiene que estar bien cerrado, la obra contiene todo lo necesario, no hay que dejar que entre nada del exterior. Pero no, uno insiste en seguir leyendo, seguir mirando cosas. Quizás todo funcionaría si uno mismo pudiera aislarse bien, encerrarse. Porque uno es el que contiene a la obra en crecimiento. Cuando es interrumpido se interrumpe la obra. Eso es una responsabilidad que hay que asumir. Eso, no otra cosa. Parte del trabajo es crear el espacio físico donde se va a dar.


Esta semana anduve en eso. Y salieron estas imágenes. Me resulta interesante cómo salió el círculo negro en el primero, como un huevo de rana o algo así. En el segundo el círculo blanco como la Luna (que sugiere que el primer círculo sería Lilith, la Luna Negra). Y el tercero quedó más taoísta...  


Sin embargo predomina algo siniestro, incluso en lo claro. "La Mordedura Tajante" es un exagrama del I Ching.

lunes, 5 de mayo de 2014

Venus en Aries



Es raro como este dibujo tuvo un solo "me gusta" en facebook... no me parece que haya salido tan mal. Supongo que será porque es medio turbia la escena. 

Es una ilustración para un cuento que escribí hace muchos años. 

Cuanto más leo a Jung más me convenzo de que es importante dibujar las visiones. Todo lo que uno visualizó y anotó hay que dibujarlo. Así es como se los saca de encima, y las imágenes quedan ahí disponibles por si uno las quiere usar. También sirve para hacerse cargo. Es muy común que uno no termine de asumir las cosas que vivió... mucho más raro es asumir cosas que uno solamente imaginó. 

Después de hacer el dibujo me di cuenta de que esos cuernos retorcidos de la máscara vienen de mi Venus en Aries, son los cuernos del carnero. Me impresionó enterarme de que mientras dibujaba esto Venus estaba entrando en Aries. Bueno... igual faltan unos días para que Venus entre en contacto con mi Venus natal...

Esta vez empecé con pinceles más grandes, y mojando toda la hoja. Me parece que el efecto es una imagen más completa. Es color está como más integrado, y el dibujo quedó menos pesado. 

martes, 22 de abril de 2014

La acuarela es muy Piscis



No termino de entender como es que durante tantos años le tuve terror a la acuarela.
Supongo que fue mi formación mirando a Castagnino, y a los chinos...
Incluso en su librito, imprescindible, sobre la acuarela Castagnino recomienda empezar a practicar con pinceles anchos.
Yo en su momento lo intenté y me frustré. Cuanto más lo pienso más veo que es algo dificilísimo.
Sin embargo, la acuarela usada para  iluminar dibujos lineales es una técnica sencillísima. Me parece que si se pinta sobre un papel adecuado y con acuarelas de buena calidad es quizás la técnica más fácil para hacer color.
Eso también es, la calidad del papel es fundamental. Algunos apenas se doblan, aún sin encintarlos. Y también es importante si uno quiere sacar pigmento, para aclarar alguna parte. Eso también, eh...
Yo había crecido con la ida de que con la acuarela no te podías equivocar, porque no se puede tapar y volver a poner colores luminosos. Pero no es tan así, se puede "borrar" con el pincel con agua, o con la esponja. Si el papel es bueno tarda en cansarse.

Esto es algo muy sencillito, pero al ser un material noble tiene un acabado mucho más elegante que lo que hacía hasta ahora con biromes. Si uno lo piensa es bastante obvio, con una birome no se consiguen los pasajes que da la acuarela.

Bueno, quizás me gustó porque la acuarela es muy Piscis.

martes, 8 de abril de 2014

Leyendo sobre astrología


El post anterior resultó ser sobre San Pablo, y me quedé con ganas de escribir. Hasta discutí un poquito en facebook sobre eso, con otro Pablo.

Lo del otro día, lode San Pablo, venía porque anduve leyendo bastante sobre astrología. Y en estos bocetitos se empezó a meter el cielo estrellado, figuras como planetas.

Se está popularizando mucho la astrología. Supongo que es porque ahora, desde hace unos años, se puede consultar la carta natal gratis en internet sin instalar nada. En cambio antes había que consultar a un astrólogo, que cobra un precio que si no creés ya en la astrología no lo ´pagás.  Me gustó mucho un texto de Howard Sasportas , "Subpersonalidades y conflictos psicologicos". Ahí habla de cómo uno es más consciente de una parte de su carta natal y otras partes uno no las ve y funcionan de manera más bien autónoma. Pero lo interesante es que dice que se puede trabajar con eso usando la imaginación activa. Lo que uno visualiza va a estar muy ligado a esas partes de la carta natal que a uno le resultan problemáticas. Bueno, en el seminario sobre las visiones Jung usa un poco la astrología para interpretarlas. Pero no dice nada sobre la carta natal de la paciente-discípula. Y esto que podría parecer algo obvio simplifica muchísimo las cosas. Porque es muy difícil interpretar la imaginación activa. Tener algo así como un mapa, como es la carta natal, ayuda muchísimo. Y como además están los tránsitos...

Otra cosa interesantísima que encontré es algo que dice Liz Greene  en el libro "Las luminarias". Algo muy concreto sobre los conceptos de Jung. El Sol vendría a ser el Yo,  la Luna el ánima, el ascendente es la persona, y Saturno es la sombra. Es muy esquemático, y lo dice como al pasar, al final. Pero si uno leyó a Jung, sobretodo los libros sobre alquimia, aclara muchas cosas.  También dice que el ascendente es el Mercurio, y también es el "Vas Hermeticum", donde se combinan la Luna y el Sol. Lo del Sol y a Luna era bastante obvio, lo de Saturno también. Pero que el ascendente sea el Mercurio filosófico no me lo esperaba... también el planeta Mercurio es el Mercurio ¿No? Por sus características se aclara mucho la función del Mercurio alquímico.

Bueno, estoy pensando en esas cosas últimamente mientras dibujo.

domingo, 6 de abril de 2014

Sobre la resurrección de los muertos



Volví a dar clase, y me encontré con que a los chicos les gustan mucho las texturas. Así que me estoy metiendo en eso. Me parece que se hace así ¿No? Se va estudiando para enseñar, sobre la marcha.

Pensaba en San Pablo, lo que dice sobre la resurrección:
1 Corintios 15:35-50
Reina-Valera 1960 (RVR1960)35 Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué cuerpo vendrán?36 Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muere antes.37 Y lo que siembras no es el cuerpo que ha de salir, sino el grano desnudo, ya sea de trigo o de otro grano;38 pero Dios le da el cuerpo como él quiso, y a cada semilla su propio cuerpo.39 No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne la de las bestias, otra la de los peces, y otra la de las aves.40 Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales.41 Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria.42 Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción.43 Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder.44 Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual.45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.46 Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.47 El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.48 Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.49 Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.50 Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.

Lo que marqué en negrita son las imágenes. Por un lado la referencia  a los planetas, al sol, a la luna. Y  la imagen vegetal, de la semilla y la planta que crece de la semilla. La imagen que se le forma a uno en la cabeza es algo así como un árbol cósmico. También es interesante que unos cuerpos celestes tengan más gloria que otros, como en la astrología.

Resulta curioso que en la tradición iconográfica cristiana no haya representaciones vegetales de la resurrección de los muertos. Sí hay cosas similares en la alquimia. Pero lo que me llama la atención es que una imagen de un árbol que germina desde un cuerpo muerto fuera tan importante en América precolombina:


Todo esto viene a que las texturas, cuando uno las usa mucho, tienden a tener un aspecto orgánico, vegetal.

miércoles, 26 de marzo de 2014

2014


Hace tiempo que no escribo nada acá...

Ese bocetito es del bloc chiquito. Parece que por ahora dejé los mandalas. Por lo menos los mandalas bastante elaborados.  En algún post habia dicho que los dibujaba como para contener algo... bueno, ahora dejo que eso de desparrame en estos blocs chiquitos, haciendo bocetitos rápidos.

Volví a algo más gráfico, dibujando con microfibra.
Me acuerdo que los primeros dibujos en estos blocs eran en valor, hechos con birome. La birome me permitía hacer cosas bastante sutiles. Después me encontré con que era muy complejo llevar eso a la pintura de caballete, requería mucha precisión.
Éstos bocetitos me parece que son más aprovechables. Y me permiten sacarme más cosas de la cabeza. En gran parte son lineales, con la línea se dibuja más rápido que en valor. Así que van saliendo, me sirven para vaciar la cabeza.

Este en particular venía de que otra vez soñé con el juego. Pero la imagen no es del sueño. En el sueño la piezas eran kenes y barbies. Unos amontonados a un costado del tablero y otros formando un cuadrado en el centro. La imagen viene de otra cosa, de algo que leí en un libro de astrología, un libro sobre la casa 12. Decía que los que tienen a Saturno en casa 12 deberían trabajar con madera, piedras y cuero. No sé por qué serán esos... yo creía que era el plomo nomás. Hace un tiempo había pensado en eso, que esos deberían ser los materiales del juego. Pero yo lo relacionaba más con los indios, con algo bien primitivo.

Otra cosa que leí es que la casa 5 está relacionada con el juego. Eso explica bastante sobre esta obsesión. es la relación entre la casa 5 y la 12.

Estoy un poco harto de soñar obras copadas. No sé, sería mejor hacerlas...
Después soñé con una araña que era una especie de joya, de metal verde con una piedra roja luminosa en el centro. Es por no pintar, no creo que haya mucho más significado que eso ahí.

Y...

Todo el año pasado escribí mucho, tengo una pila de cuadernos. Estuve todo el año pensando en cómo concretar algo. O más, desde hace un año y medio. Me parece que ahora ya lo decidí. Pero es interesante como fue el proceso. Lo que pasó fue que me venían obsesiones ¿No? y me ponía a escribir sobre eso. Ponele medio cuaderno sobre algo con lo que me entusiasmaba. Y después se me pasaba... y me ponía a escribir sobre otra cosa. Me parece que no estuvo mal...
Pienso que de no haberlo anotado todo hubiesen sido un montón de meses perdidos. Estoy seguro de que a mucha gente le pasa. Pasa el tiempo y no hicieron nada. En cambio recopilar todo lo que aparece está bien, es productivo. Lo digo porque tiene muy mala fama el pensamiento, ha como toda una pelotudés zen, o taoísta... y el otro extremo es más de autoayuda ¿No? Definir objetivos, planificar proyectos...
Me parece que anotar todo es como las dos cosas juntas. Está el entregarse uno a lo que va saliendo y están los objetivos y proyectos. Muchos objetivos, muchos proyectos, todo en un gran caos. No está mal. Me parece que los mandalas eran para contener eso, toda esa frustración y el entusiasmo en el aire.
Jung siempre habla de los opuestos cuando explica los mandalas, dice que frente al peligro de disociación en los pares de opuestos el mandala protege. Y acá los opuestos serían la frustración y el entusiasmo, y además los proyectos y objetivos diversos, opuestos entre sí, incompatibles. Porque si me hubiese dejado llevar por la frustración no hacía nada, me hubiese deprimido. En cambio si me dejaba llevar por el entusiasmó hubiese hecho alguna pelotudés. En cambio insistí en recopilar lo que se me iba ocurriendo. Bueno, eso también tiene que ver con los mandalas.

domingo, 5 de enero de 2014

Cauda Pavonis


Este vendría a ser el último de esa serie de mandalas. Estuve todo el 2013 dibujando mandalas.
Lo pensé como la "cauda pavonis" de la alquimia. Es la "cola del pavo real", así le decían a la fase antes del final cuando aparecían muchos colores. También quedó como navideño, por el rojo y verde y por las lucecitas de colores...
Creo que sería tiempo de ir mirándolos todos juntos y ver que hay...

Me parece que son para ir metiéndolos en composiciones , con otras cosas. O para usarlos como bocetos de pinturas. Más que nada los primeros dan para hacer versiones más complejas. Estos últimos no porque ya están muy trabajados, pero veo como que dan para más. En si son unos dibujitos chiquitos sobre papel. Es porque la birome permite trabajar con mucho detalle, el resultado es algo que da para un formato mucho más grande.

Otra opción es escribir. Sería bueno averiguar que fantasías hay entrelazadas en la imagen.  De hecho a los primeros les escribía. Paré cuando se empezaron a hacer más grandes. Y a estos últimos no me animé a escribirles nada porque tienen muchas horas de trabajo. Siento que si escribiera tendría que ser algo coherente con el trabajo que le dediqué a la imagen.

Mi objetivo lo alcancé. Logré hacer con lápices y lapiceras sobre papel algo equivalente a mi pintura. Es una necesidad que tuve cuando empecé a dar clase en escuelas. Quiero poder enseñarle a los alumnos a usar los materiales que tienen a mano. Y para eso tuve que ponerme a estudiar yo. Eso está. Faltaría planificar un poco las clases.
Si estuvo bien.