martes, 22 de abril de 2014

La acuarela es muy Piscis



No termino de entender como es que durante tantos años le tuve terror a la acuarela.
Supongo que fue mi formación mirando a Castagnino, y a los chinos...
Incluso en su librito, imprescindible, sobre la acuarela Castagnino recomienda empezar a practicar con pinceles anchos.
Yo en su momento lo intenté y me frustré. Cuanto más lo pienso más veo que es algo dificilísimo.
Sin embargo, la acuarela usada para  iluminar dibujos lineales es una técnica sencillísima. Me parece que si se pinta sobre un papel adecuado y con acuarelas de buena calidad es quizás la técnica más fácil para hacer color.
Eso también es, la calidad del papel es fundamental. Algunos apenas se doblan, aún sin encintarlos. Y también es importante si uno quiere sacar pigmento, para aclarar alguna parte. Eso también, eh...
Yo había crecido con la ida de que con la acuarela no te podías equivocar, porque no se puede tapar y volver a poner colores luminosos. Pero no es tan así, se puede "borrar" con el pincel con agua, o con la esponja. Si el papel es bueno tarda en cansarse.

Esto es algo muy sencillito, pero al ser un material noble tiene un acabado mucho más elegante que lo que hacía hasta ahora con biromes. Si uno lo piensa es bastante obvio, con una birome no se consiguen los pasajes que da la acuarela.

Bueno, quizás me gustó porque la acuarela es muy Piscis.

martes, 8 de abril de 2014

Leyendo sobre astrología


El post anterior resultó ser sobre San Pablo, y me quedé con ganas de escribir. Hasta discutí un poquito en facebook sobre eso, con otro Pablo.

Lo del otro día, lode San Pablo, venía porque anduve leyendo bastante sobre astrología. Y en estos bocetitos se empezó a meter el cielo estrellado, figuras como planetas.

Se está popularizando mucho la astrología. Supongo que es porque ahora, desde hace unos años, se puede consultar la carta natal gratis en internet sin instalar nada. En cambio antes había que consultar a un astrólogo, que cobra un precio que si no creés ya en la astrología no lo ´pagás.  Me gustó mucho un texto de Howard Sasportas , "Subpersonalidades y conflictos psicologicos". Ahí habla de cómo uno es más consciente de una parte de su carta natal y otras partes uno no las ve y funcionan de manera más bien autónoma. Pero lo interesante es que dice que se puede trabajar con eso usando la imaginación activa. Lo que uno visualiza va a estar muy ligado a esas partes de la carta natal que a uno le resultan problemáticas. Bueno, en el seminario sobre las visiones Jung usa un poco la astrología para interpretarlas. Pero no dice nada sobre la carta natal de la paciente-discípula. Y esto que podría parecer algo obvio simplifica muchísimo las cosas. Porque es muy difícil interpretar la imaginación activa. Tener algo así como un mapa, como es la carta natal, ayuda muchísimo. Y como además están los tránsitos...

Otra cosa interesantísima que encontré es algo que dice Liz Greene  en el libro "Las luminarias". Algo muy concreto sobre los conceptos de Jung. El Sol vendría a ser el Yo,  la Luna el ánima, el ascendente es la persona, y Saturno es la sombra. Es muy esquemático, y lo dice como al pasar, al final. Pero si uno leyó a Jung, sobretodo los libros sobre alquimia, aclara muchas cosas.  También dice que el ascendente es el Mercurio, y también es el "Vas Hermeticum", donde se combinan la Luna y el Sol. Lo del Sol y a Luna era bastante obvio, lo de Saturno también. Pero que el ascendente sea el Mercurio filosófico no me lo esperaba... también el planeta Mercurio es el Mercurio ¿No? Por sus características se aclara mucho la función del Mercurio alquímico.

Bueno, estoy pensando en esas cosas últimamente mientras dibujo.

domingo, 6 de abril de 2014

Sobre la resurrección de los muertos



Volví a dar clase, y me encontré con que a los chicos les gustan mucho las texturas. Así que me estoy metiendo en eso. Me parece que se hace así ¿No? Se va estudiando para enseñar, sobre la marcha.

Pensaba en San Pablo, lo que dice sobre la resurrección:
1 Corintios 15:35-50
Reina-Valera 1960 (RVR1960)35 Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué cuerpo vendrán?36 Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muere antes.37 Y lo que siembras no es el cuerpo que ha de salir, sino el grano desnudo, ya sea de trigo o de otro grano;38 pero Dios le da el cuerpo como él quiso, y a cada semilla su propio cuerpo.39 No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne la de las bestias, otra la de los peces, y otra la de las aves.40 Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales.41 Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria.42 Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción.43 Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder.44 Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual.45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.46 Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.47 El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.48 Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.49 Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.50 Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.

Lo que marqué en negrita son las imágenes. Por un lado la referencia  a los planetas, al sol, a la luna. Y  la imagen vegetal, de la semilla y la planta que crece de la semilla. La imagen que se le forma a uno en la cabeza es algo así como un árbol cósmico. También es interesante que unos cuerpos celestes tengan más gloria que otros, como en la astrología.

Resulta curioso que en la tradición iconográfica cristiana no haya representaciones vegetales de la resurrección de los muertos. Sí hay cosas similares en la alquimia. Pero lo que me llama la atención es que una imagen de un árbol que germina desde un cuerpo muerto fuera tan importante en América precolombina:


Todo esto viene a que las texturas, cuando uno las usa mucho, tienden a tener un aspecto orgánico, vegetal.