martes, 22 de abril de 2014

La acuarela es muy Piscis



No termino de entender como es que durante tantos años le tuve terror a la acuarela.
Supongo que fue mi formación mirando a Castagnino, y a los chinos...
Incluso en su librito, imprescindible, sobre la acuarela Castagnino recomienda empezar a practicar con pinceles anchos.
Yo en su momento lo intenté y me frustré. Cuanto más lo pienso más veo que es algo dificilísimo.
Sin embargo, la acuarela usada para  iluminar dibujos lineales es una técnica sencillísima. Me parece que si se pinta sobre un papel adecuado y con acuarelas de buena calidad es quizás la técnica más fácil para hacer color.
Eso también es, la calidad del papel es fundamental. Algunos apenas se doblan, aún sin encintarlos. Y también es importante si uno quiere sacar pigmento, para aclarar alguna parte. Eso también, eh...
Yo había crecido con la ida de que con la acuarela no te podías equivocar, porque no se puede tapar y volver a poner colores luminosos. Pero no es tan así, se puede "borrar" con el pincel con agua, o con la esponja. Si el papel es bueno tarda en cansarse.

Esto es algo muy sencillito, pero al ser un material noble tiene un acabado mucho más elegante que lo que hacía hasta ahora con biromes. Si uno lo piensa es bastante obvio, con una birome no se consiguen los pasajes que da la acuarela.

Bueno, quizás me gustó porque la acuarela es muy Piscis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario