domingo, 18 de mayo de 2014

La Mordedura Tajante


Siempre olvido la importancia de dejar crecer a la serie de imágenes. Es sabido que necesita cierta oscuridad al principio, cuando todavía es débil. El recipiente tiene que estar bien cerrado, la obra contiene todo lo necesario, no hay que dejar que entre nada del exterior. Pero no, uno insiste en seguir leyendo, seguir mirando cosas. Quizás todo funcionaría si uno mismo pudiera aislarse bien, encerrarse. Porque uno es el que contiene a la obra en crecimiento. Cuando es interrumpido se interrumpe la obra. Eso es una responsabilidad que hay que asumir. Eso, no otra cosa. Parte del trabajo es crear el espacio físico donde se va a dar.


Esta semana anduve en eso. Y salieron estas imágenes. Me resulta interesante cómo salió el círculo negro en el primero, como un huevo de rana o algo así. En el segundo el círculo blanco como la Luna (que sugiere que el primer círculo sería Lilith, la Luna Negra). Y el tercero quedó más taoísta...  


Sin embargo predomina algo siniestro, incluso en lo claro. "La Mordedura Tajante" es un exagrama del I Ching.

No hay comentarios:

Publicar un comentario